Las 7 pautas para estudiar un tema

Comenzar a estudiar un tema a veces puede resultar pesado, sobre todo cuando hablamos de temas grandes, densos o si tenemos poco tiempo para dedicar a su estudio. Te daré 7 pautas a seguir para enfrentarte a los apuntes de un tema de tu futuro examen. PARA GENTE CON POCO TIEMPO

Lo primero que debes tener en cuenta es que unos buenos apuntes comienzan por la base del tema que vas a tratar. Es decir, siempre te presentarán los conceptos poco a poco para que los asimiles. A no ser que tengas ante ti unos apuntes que no corresponden con tu nivel de formación (por ejemplo, unos apuntes universitarios cuando tu aun vas al instituto) o de conocimiento del tema, en ese caso es aconsejable que acudas primero a unos apuntes más básicos del mismo tema para coger la base necesaria.

1. Lee primero

Al empezar a leer un tema nuevo es importante que comprendas cada apartado antes de poder pasar al anterior. Por ello, el primer paso es leer el apartado (por ejemplo: 1.1. Introducción a la célula) tratando de comprender cada palabra y concepto.

TIP: Si dispones del tiempo suficiente, la mejor opción en lugar de leer el apartado es leer el tema completo de forma superficial para tener una idea general.

2. Haz un glosario

La comprensión es muy importante en este paso, consiste en hacer una lista de las palabras que consideras importantes en el tema en general o en apartado que has leído o estás leyendo (puedes hacerlo mientras realizas la lectura inicial). 

Conceptos clave, definiciones, palabras nuevas…  Apúntalas en una hoja a parte a modo de glosario junto con su significado, a ser posible, con tus propias palabras, pues eso es lo que indicará que has comprendido el significado de la palabra. Utiliza este apartado también para apuntar las palabras que desconocías y que no aparece su definición en el apartado. Puedes buscar la significado de dicha palabra en internet, preguntándole a un profesor o consultando otros apuntes.

TIP: Haz un glosario por tema y guárdalo para más adelante, te será muy útil para comprender apartados futuros del mismo tema, temas relacionados y para las sesiones posteriores de estudio.

3. Subraya las ideas principales

El subrayado es clave para sintetizar y esquematizar un tema, lo cual te resultará muy útil a la hora de estudiarlo. Lo más importante a la hora de subrayar es que lo hagas solo con las palabras y conceptos claves del tema. Evita subrayas frases enteras y palabras innecesarias como «es decir», «lo cual», «el», «un», «por ejemplo» etc. 

Una buena forma de saber si has realizado un buen subrayado es comprobar que leyendo las palabras subrayadas obtienes un resumen esquemático con el que puedes entender de qué va el apartado nombrado las palabras claves. 

Los estudiantes con más prácticas pueden realizar el subrayado al a vez que la lectura inicial.

TIP: utiliza diferentes colores para diferenciar las ideas principales (por ejemplo: un concepto) de las secundarias (la definición del concepto) para facilitar la memoria fotográfica.

((Próximamente dedicaré una entrada al subrayado de temas))

4. Haz un esquema del tema

Los esquemas son la manera más útil de visualizar un tema de forma práctica y directa. Consiste en ordenar las ideas principales y secundarias en categorías. 

Existen muchos tipos de esquemas, puedes hacerlos con llaves, con flechas, hacia la izquierda, hacia abajo… ¡Encuentra el que más cómodo sea para ti!

Lo importante es que tengan todas las ideas principales del tema categorizadas y conectadas entre sí de manera que quede como una especie de «mapa» del tema trabajado.

TIP: Usa colores para diferenciar los diferentes conceptos, categorías y llaves. Cuanto más visual sea mejor.

 

((Próximamente dedicaré una entrada a larealización de esquemas))

Ejemplo de esquema de llaves, el más popular entre los estudiantes y el más cómodo para mi

5. Haz un resumen del tema

Para realizar un buen resumen del tema vamos a necesitar echar mano de nuestro esquema que hemos hecho anteriormente.

Un resumen nos permitirá recordar y afianzar las ideas principales estructuradas de la manera que nos sea más cómodo. Es importante que intentes hacerlo con tus propias palabras y no copiando frases de los apuntes. Esto te permitirá asimilar el tema.

Recuerda que el resumen debe incluir las ideas y conceptos que has incluido en el esquema, pero en forma de texto de corto y con tus propias palabras. Puedes mirar los apuntes mientras lo haces, pero recuerda no copiar.

TIP: Intenta que el resumen no te lleve más de un folio, de esta forma lo tendrás todo junto y no se perderá en varias hojas.

6. Memoriza

A estas alturas ya te habrás dado cuenta de que gran parte del tema que estás trabajando ya lo has asimilado, ¿cómo estás seguro de esto? Intenta explicárselo a alguien (un compañero, un familiar) y te darás cuenta de que puedes hacerlo perfectamente sin consultar los apuntes salvo para consultar algún número, fecha o nombre específico.

Pues son estos conceptos precisamente son los que tendrás que memorizar para poder desarrollar correctamente el tema en tu examen. Cosas como fechas específicas, número, nombres propios, conceptos nuevos… 

Para memorizar existen muchas técnicas diferentes: reglas nmemotécnicas, repetición en voz alta, repetición escrita, lectura repetitiva… Escoge la que más te guste o prueba diferentes para encontrar la tuya.

TIP: haz una lista con los conceptos a memorizar y léela o escríbela atentamente antes de dormir. Durante la noche el cerebro asimila los últimos conceptos que hemos recibido, por eso a menudo sueñas con la película que viste justo antes de acostarte

7. Repasa

Es en este punto cuando sacamos realmente partido a todo el trabajo que hemos realizado anteriormente, pues tanto los esquemas como los resúmenes nos servirán para refrescar y repasar los temas ahorrándonos muchísimo tiempo.

Cuanto más repases un tema, mejor lo vas a asimilar y menos tendrás que repasarlo en el futuro. Pero por supuesto, estos repasos deben ser en un estado de concentración para que sean efectivos. Al principio, repasa el tema a los pocos días, luego podrás ir espaciando los días de repaso.

TIP: A menudo cuando volvemos a repasar un tema nos damos cuenta de que en nuestro esquema «sobran cosas», es decir, podríamos hacerlo más directo y esquemático aún. Esto ocurre cuando has asimilado mejor el tema con el tiempo. Repite el esquema con la nueva estructura que creas necesaria.

Recuerda ir poco a poco, Roma no se construyó en un día

¡Adquirir conocimientos nuevos lleva su tiempo!

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *